Como conocí a Humberto Centeno

En 1983, estando en el Cerro de Guazapa, un compañero combatiente a quien llamábamos cariñosamente Pichelito, teniendo problemas de salud, amibas específicamente, pidió permiso para visitar su familia en Cojutepeque, donde vivía su familia. Ya habíamos intentado ayudarlo con el servicio médico que teníamos, pero la recomendación de los médicos era que saliera a recibir tratamiento en la ciudad. Así que el mando de Guazapa decidió que Pichelito saliera por un tiempo razonable para su tratamiento de salud. Pichelito regresó a los tres o cuatro meses ya recuperado y entre otras contó que en Cojutepeque había una estructura organizada que buscaba contactar con las fuerza guerrilleras para sumarse a la lucha patriótica contra la dictadura militar.En ese momento Sarita (Compañera obrera, con liderazgo en el movimiento sindical de la empresa donde trabajaba, en 1981, era perseguida por las fuerzas represivas del gobierno de ese momento, por lo que decidió irse a la montaña, en concreto a Guazapa) estaba por salir del frente por razones de salud y para cumplir otras tareas que el mando le había encomendado. Pensamos que era bueno aprovechar que contactara esa estructura para integrarla a la lucha revolucionaria. Sarita fue muy diligente y contacto muy pronto con la estructura. Su jefe era Humberto Centeno y le comento que habían estado organizándose esperando contactar a las fuerzas revolucionarias. Orientamos a Sarita para que Humberto contactara a la estructura del frente metropolitano, uno de cuyos miembros era el compañero Rodrigo (Tito Bazan) quien lo contacto y juramento como miembro del Partido Comunista de El Salvador. A partir de ese momento Humberto y toda esa estructura se integraron a las Fuerzas Armadas de Liberación FAL, brazo armado del Partido. Humberto siguió su vida dedicada a la lucha como sindicalista, y contribuyo enormemente a esfuerzo de formar la Unión Nacional de los Trabajadores Salvadoreños, UNTS, importantisimo logro para la clase trabajadora del país, en tiempos en que los Estados Unidos aplicaba la política de persecución del movimiento sindical comprometido con la lucha política, conscientes de que el pueblo salvadoreño necesitaba sindicatos fuertes, revolucionarios y unidos. Sus hijos también se incorporaron a la lucha.

Israel, Palestina: Como empezó todo

   
 Olga Rodriguez
 
“Si eres neutral ante situaciones de injusticia, has elegido el lado del opresor” (Desmond Tutu)
 
Cómo empezó todo, preguntan algunos estos días. Esto, lo que está ocurriendo en Gaza, se inició hace mucho tiempo. Comenzó con los pogromos, las persecuciones racistas de judíos primero en Rusia, después en Europa. Comenzó con el antisemitismo europeo, con el nazismo, con el genocidio contra los judíos y con la posterior decisión de Europa, motivada por la culpa de lo ocurrido, de apoyar y fomentar el sionismo -surgido en el siglo XIX- y la masiva emigración judía a Palestina.
Comenzó cuando el protectorado británico de Palestina miraba hacia otro lado mientras los judíos se organizaban en bandas armadas que cometieron atentados terroristas, matando a gente, contra objetivos británicos y árabes.
En 1947 la ONU, motivada por la responsabilidad y culpa europea del horror contra los judíos, aprobó un plan de partición que asignó el 54% de la Palestina del mandato británico a la comunidad judía (llegada la mayoría tras el Holocausto) y el resto, a los palestinos. Jerusalén quedaba como enclave internacional.
En los primeros meses de 1948 las fuerzas armadas judías clandestinas -escribo judías porque así se autodenominaban, y aún no se había declarado la independencia de Israel- elaboraron el Plan Dalet, cuyo fin era, entre otras cosas, hacerse con el control de la vía que unía Jerusalén con Tel Aviv, una zona que no figuraba como futuro territorio israelí en el plan de partición de la ONU. De ese modo expulsaron a miles de personas y asesinaron a cientos. Es decir, ya hubo entonces un plan de limpieza étnica.
Después, cuando los países árabes vecinos declararon la guerra a Israel tras su nacimiento en mayo de 1948, las fuerzas armadas israelíes aprovecharon para ocupar más tierras y expulsar a cientos de miles de palestinos. De ese modo Israel pasó a tener un 78% del territorio (posteriormente, en 1967 Israel ocuparía el 22% restante: Gaza, Cisjordania y Jerusalén Este).
Tras la guerra del 48, muchos palestinos intentaron regresar a sus casas, pero las tropas israelíes se lo impidieron, a pesar de que en diciembre de 1948 Naciones Unidas aprobó la resolución 194, incumplida hasta hoy, confirmada en repetidas ocasiones y ratificada en la resolución 3236 de 1974, que establecía el derecho de los refugiados a regresar a sus hogares o a recibir indemnizaciones.
Solo pudieron permanecer dentro de Israel, en muchos casos como desplazados, unos 150.000 palestinos, el 15% de la población, que en 1952 accedieron a la ciudadanía. Son los llamados árabes israelíes.
Gaza
Gran parte de los palestinos de Gaza son refugiados, expulsados o descendientes de los expulsados en 1948 a través de lo que constituyó, según historiadores israelíes como Ilan Pappé, una limpieza étnica, con el objetivo de levantar un Estado de mayoría judía. Incluso el historiador israelí sionista Benny Morris, ha escrito que “con la suficiente perspectiva resulta evidente que lo que se produjo en Palestina en 1948 fue una suerte de limpieza étnica perpetrada por los judíos en las zonas árabes”.
Los palestinos de Gaza viven hacinados, castigados, limitados. Israel controla qué productos y personas acceden a la Franja y prohíbe la entrada de materiales fundamentales. Practica un castigo colectivo.
Esto, lo que está pasando en Gaza, se inició hace 66 años, cuando se optó por una concepción de Israel como un Estado judío con mayoría judía. Para mantener esa mayoría Israel practica la ocupación, aparta y discrimina a los palestinos y, de vez en cuando, lleva a cabo operaciones militares que matan a cientos o miles y provocan el desplazamiento de miles más.
Para mantener la mayoría judía…
El Estado israelí, para ser fiel a su autodefinición -Estado judío- excluye el concepto de ciudadanía universal. Si aceptara como ciudadanos a los palestinos de Gaza y Cisjordania -territorios que controla u ocupa- su concepción como Estado judío estaría en peligro, ya que la población judía dejaría de ser la mayoritaria.
La elevada natalidad entre los palestinos es una de las preocupaciones principales de Israel. Lo llaman la cuestión demográfica. Ya hoy los judíos dentro de la llamada Línea Verde -las fronteras de antes del 67- conforman el 70% de la población, y se calcula que dentro de veinte años podrían ser el 50%.
Israel se opone a la creación de un Estado palestino pero también se niega a conceder derechos plenos y ciudadanía a los palestinos de Gaza y Cisjordania, porque si lo hiciera, estaría renunciando a su carácter judío como Estado. Es decir, a lo que algunos historiadores y politólogos llaman etnocracia.
Como subrayaba el israelí Sergio Yahni, integrante del Alternative Information Center, en una conversación que mantuvimos en Jerusalén:
“Israel solo puede ser un Estado judío si mantiene la supremacía demográfica o legal de la población judía, pero para ello tiene o que llevar a cabo una nueva limpieza étnica, como la de 1948, o practicar la segregación étnica legalizada, es decir, el apartheid. Mientras Israel no asuma una verdadera transformación democrática, no viviremos en paz y seguirá la represión”. (“El hombre mojado no teme la lluvia”, Ed.Debate, 2009).
La Ley de Bienes Ausentes
Para que Israel pudiera ser un Estado judío, el gobierno del primer ministro David Ben Gurion organizó la recolonización de las tierras y distribuyó los bienes inmuebles que llamaron “abandonados”. Para ello se aprobó en 1950 la Ley de los Bienes Ausentes, que gestionó el traspaso a manos judías de las casas de los palestinos, no solo de los que se habían ido fuera de las fronteras israelies, sino también de aquellos que habían sido reubicados dentro del Estado israelí.
También se aprobaron otras leyes que prohibieron la venta o transferencia de tierras para garantizar que no cayeran en manos palestinas, y que permitían decretar la expropiación de bienes por interés público o declarar una superficie como “zona militar cerrada”, lo que impedía a los propietarios de la misma reclamarla como suya. De ese modo, 64.000 viviendas de palestinos ya habían pasado a manos judías en 1958.
La Ley del Retorno
Otra de las leyes fundamentales y una de las más controvertidas es la Ley del Retorno, que confirma esa insistencia en el carácter judío del Estado a través de la concesión de privilegios a los judíos. Esta ley concede el derecho a la ciudadanía de todos los judíos del mundo, de los hijos, nietos y cónyuges de los judíos, así como de quienes se conviertan al judaísmo. Sin embargo, no incluye a los judíos de nacimiento convertidos a otra religión y de hecho se ha denegado la ciudadanía a varios judíos convertidos al cristianismo.
La polémica en torno a esta ley reside en que Israel no permite regresar a su hogar a los palestinos expulsados ni a sus descendientes. Pero, por poner un ejemplo, un sueco que se convierta al judaismo sí tiene derecho a residir en Israel y a obtener la ciudadanía. Además, es probable que pudiera acceder a ayudas económicas del Estado para financiar estudios o adaptación a su nuevo hogar.
En 2003 se construyó un escalón más en esta política exclusivista con la aprobación de la Ley de Ciudadanía y Entrada en Israel, que indica que los palestinos de Cisjordania o Gaza menores de 35 años y las palestinas de Cisjordania o Gaza menores de 25 años no podrán residir en territorio israelí aunque se casen con un/a israelí. Sin embargo, si cualquier europeo contrae matrimonio con un ciudadano israelí tendrá derecho tanto a la residencia como a la ciudadanía.
La ocupación
La ocupación es la esencia del Estado israelí tal y como se concibe a sí mismo a día de hoy. Los colonos conforman una especie de ejército israelí paralelo al oficial, ya que ejercen una función paramilitar, la de invadir y ocupar, motivados por razones políticas, religiosas y también económicas, ya que el Estado concede préstamos y subvenciones a aquellos judíos que se instalan en la tierra de los palestinos.
En el territorio palestino de Cisjordania viven 450.000 colonos judíos, con una población total de más de dos millones de habitantes. Las colonias judías consumen un promedio de 620 metros cúbicos de agua por persona al año frente a los menos de 100 metros cúbicos de los palestinos. Esto sucede porque los asentamientos se apropian de parte de los acuíferos y de las áreas con más reservas.
Los colonos pueden llevar armas. Además, sus asentamientos están protegidos por el Ejército israelí, que de este modo legitima la ocupación. Es el propio Estado el que administra los terrenos de Cisjordania.
A través de las colonias, Cisjordania se ha convertido en una zona acantonada, sin continuidad territorial, donde los pueblos y ciudades están desconectados entre sí, convertidos en islotes rodeados por controles militares israelíes y por asentamientos judíos. Un Estado palestino con esta Cisjordania actual no contaría con conexión territorial y tendría tantas fronteras como colonias hay.
Exclusión y discriminación
Para controlar a la población palestina, Israel limita sus movimientos, lleva a cabo arrestos arbitrarios, aplica la llamada ley de detención administrativa, que permite mantener encarcelado a un palestino sin cargos ni juicio hasta al menos dos años, impide a los palestinos salir de su localidad o les obliga a esperar horas para hacerlo, les niega servicios públicos fundamentales, les prohibe construir viviendas y de hecho destruye algunas de sus casas, con la excusa de que no cuentan con permisos de construcción que se les deniegan de forma sistemática.
En la práctica aplica un apartheid y se guía por la ley del talión. Si alguien mata a un israelí, es el propio Estado el que se encarga de la venganza, derribando la casa de la familia del presunto culpable, torturándole a él, a sus amigos o familiares, o impulsando una ofensiva militar en su barrio o en otro, como la actual contra Gaza. Al contrario de lo que debería ser la actuación de un Estado democrático, Israel opta por la venganza en vez de por la vía judicial.
El precio de la paz
Ante ello, Estados Unidos o la Unión Europea se limitan a murmurar con tibias condenas que son simple tinta sobre papel, porque mientras las emiten, mantienen a Israel como socio comercial preferente, le venden armas, le brindan apoyo diplomático y estratégico. Nuestros gobiernos son corresponsables -desde hace décadas- del destino de palestinos e israelíes.
Como me dijo Rami Elhanan, israelí que perdió a su hija en un atentado de Hamás, los judíos que apuestan por excluir a los palestinos se excluyen a sí mismos, “están volviendo al gueto. La solución está encima de la mesa, pero solo llegará cuando Israel se dé cuenta de que el precio de no tener paz es más elevado que el de tenerla”.
Este año Hamás y Al Fatah anunciaron su reconciliación y un acuerdo incipiente para un gobierno de unidad nacional. Las autoridades palestinas han hablado incluso de estar dispuestas a recurrir a la vía judicial para denunciar a Israel en tribunales internacionales. Ante ello, la respuesta de Tel Aviv ha sido más mano dura. No quiere al pueblo palestino unido, porque eso también amenaza el carácter judío de su Estado.
La radicalización está llegando a tal punto que han brotado nuevos grupos extremistas israelíes que atacan a los manifestantes israelíes que salen a la calle para pedir paz y libertad para Palestina.
En su ansia por querer más, Israel sigue renunciando a un acuerdo más que beneficioso para él, por el cual los palestinos tendrían un Estado con tan solo el 22% de la Palestina inicial, lo que supondría ordenar la salida de Cisjordania de los 450.000 colonos judíos, algo a lo que Tel Aviv no está dispuesto, al menos hasta ahora.
De todo esto va lo que ocurre estos días en Palestina, en Gaza, en Cisjordania.
Otro Israel es posible
Cada día que pasa los palestinos son reducidos a números o al olvido, recubiertos por esa perversa sospecha que persigue a tantas víctimas, y que susurra “algo habrán hecho”, “algo habrán hecho”, porque resulta increíble que los crímenes se cometan con tanta impunidad. La entidad que se erige a sí misma como árbitro moral para decidir qué debería ocurrir y qué no en Palestina es la misma que robó y sigue robando la tierra de otros.
No hay solución militar posible porque a pesar de todo, a pesar de lo que dijera Golda Meir en 1969, Palestina y los palestinos existen. La única solución pasa por poner fin a la ocupación, a los asentamientos, a la exclusión. El racismo, según el semiólogo Walter Mignolo, es la decisión de aquellos que están en el poder de clasificar y evaluar el grado de humanidad de los otros con el objetivo de controlar y dominar.
Dicho en palabras de la académica israelí Nurit Peled, “el Estado de Israel, que se declaró oficialmente un Estado de apartheid, se distingue por lo que ha sido siempre el método del racismo más típico y exitoso: la clasificación de los seres humanos”.
Otro Israel es posible, al igual que otra Sudáfrica fue posible.

http://alainet.org/active/75676

“Por esos muertos, nuestros muertos…”

Para tener en mente siempre a los que ofrendaron su vida por el pueblo!

Cuando recibís el nombramiento,
el premio, el ascenso,
pensá en los que murieron.

Cuando estás en la recepción,
en la delegación, en la comisión,
pensá en los que murieron.

Cuando has ganado la votación,
y el grupo te felicita,
pensá en los que murieron.

Cuando te aplauden al subir a la
tribuna con los dirigentes,
pensá en los que murieron.

Cuando te llegan a encontrar al
aeropuerto en la gran ciudad,
pensá en los que murieron.

Cuando te toca a vos el micrófono,
y te enfoca la televisión,
pensá en los que murieron.

Cuando sos el que da los certificados,
las cédulas, el permiso,
pensá en los que murieron.

Cuando llega donde vos la viejita
con su problema del terrenito,
pensá en los que murieron.

Miralos sin camisa, arrastrados,
echando sangre, con capucha,
reventados, refundidos en las pilas,
con la picana, el ojo sacado,
degollados, acribillados,
botados al borde de la carretera,
en hoyos que ellos cavaron,
en fosas comunes,
o simplemente sobre la tierra
abono de plantas de monte:

Vos los representás a ellos.

Ellos delegaron en vos,
los que murieron.

Ernesto Cardenal, de “Vuelos de Victoria” (1982)

COMENTARIO RADIO MAYA VISIÓN (VIERNES 16 DE MAYO DE 2014)

VIOLENCIA POLITICA POLICIAL DE HONDURAS DEBE SER CONDENADA Y ERRADICADA
La intolerancia política institucionalizada en Honduras continua dando muestras de ser uno de las formas preferenciales del régimen actual, para responder y limitar las legítimas acciones de la oposición, particularmente la representada por el Frente Nacional de Resistencia y el Partido Libertad y Refundación, LIBRE, cuyos dirigentes y diputados, incluidos el expresidente Mel Zelaya y la excandidata presidencial Xiomara Castro, fueron desalojados violentamente del recinto legislativo y posteriormente militarizadas sus instalaciones.
Hay que entender que la represión policial practicada contra la oposición hondureña, forma parte de la visión totalitaria y golpista de aquellos sectores dominantes que protagonizaron el golpe de Estado contra el Presidente Manuel Zelaya y que mediante el fraude electoral, arrebataron el triunfo a Xiomara Castro, ahora víctima de la agresión de la fuerza bruta, ordenada o al menos consentida por el presidente Juan Orlando Hernández a quien Zelaya tildó de “…aprendiz de dictador”.
También hay que señalar que la violencia política se enfila contra la libertad de expresión y la investidura legislativa de los diputados a quienes, en el contexto del desalojo se les negó la palabra, situación que tendría que ser condenada por las entidades defensoras de los derechos humanos.
Este atropello fue precedido por el atentado contra al regidor hondureño Rafael Barahona, del partido LIBRE, ejecutado por fuerzas paramilitares, confirmando con ello el clima de intolerancia política que impone la actual administración.
Un escenario que reafirma este clima de violencia política lo constituye el asesinato de 34 periodistas ocurridos en los últimos 10 años, de los cuales 27 fueron de forma excesivamente violenta y a la fecha sólo 6 casos han sido judicializados y de éstos solamente en uno se ha logrado una sentencia condenatoria para el autor del crimen, mostrando un cuadro de impunidad, de alto riesgo y de persecución para los trabajadores de la información y la comunicación, que claman por la condena y erradicación de la violencia política y policial practicada en Honduras. RMVCT

Sobre el Congreso de Arena

Este día 11 de abril, se realiza el Congreso de Arena, donde se revisaran las actuaciones y resultados políticos y electorales de este partido, por parte de sus dirigentes y de un buen número de sus militantes.
De acuerdo a la prensa escrita las palabras que más suenan son
“cambios y renovación” en un proceso que algunos de los organizadores señalan como de “apertura a las bases para modernizarse”
Esto es una aceptación tácita de que en ese partido no ha tenido un buen desempeño y que requiere renovación en los procesos que utilizan para la selección de sus candidatos, en diversos niveles de conducción partidaria.
Que se acepte que debe haber apertura a las bases es también aceptar que no hubo decisiones democráticas pues es hasta ahora que se pretende abrir las decisiones a la participación de las bases mismas que son las que trabajan para lograr que algunos de sus miembros puedan resultar electos en cargos públicos claves para determinar el rumbo del país.
Que se diga que se busca modernizar el partido también es un indicador de que ese partido no ha tenido procesos modernos en su vida interna.
Por modernidad, articulando los elementos anteriores, podemos entender un proceso donde las bases participen y tengan peso en la toma de decisiones.
Por modernidad en ese sentido se alude a un estilo de funcionamiento que tomando en cuenta la opinión de las bases, aprenda a ser más democrático y más incluyente, donde todos incidan en las decisiones y no sólo aquellos que por tener más recursos económicos, imponen a los candidatos y sus asesores.
Se acepta pues que no ha habido democracia interna y que eso es la causa fundamental de que el partido haya fallado en sus objetivos de tener el poder ejecutivo.
Se discute pues, de manera fundamental, que Arena no actúe con credenciales democráticas en su funcionamiento institucional.
Si esa meta se logra en este congreso, podríamos considerar que Arena pasaría a funcionar de manera diferente, permitiendo que la gente común y corriente del partido pueda incidir en las grandes decisiones, aunque esas decisiones no sean del agrado de los sectores económicos más poderosos que han visto hasta hoy a Arena como su instrumento político para concentrar más la riqueza en sus manos, contra el interés de las mayorías, incluidas las mayorías de Arena, que no fueron debidamente beneficiadas en el pasado.
Y cuando hablamos de ser beneficiarios no nos referimos a regalos por vía gubernamental o por la vía de la corrupción.
Nos referimos a mejoras en su calidad de vida, en un proceso que les permita empoderarse más hasta el grado de poder reclamar como justo su derecho a tener cubiertos sus derechos normales, sus derechos universales, sus derechos fundamentales, los derechos humanos a los que no pueden renunciar nunca.
Me refiero al esfuerzo por aportar al desarrollo del país, para que todos puedan mejorar su calidad de vida, en un proceso que incluye a todos sus militantes pero también incluye a todos los ciudadanos y ciudadanas de El Salvador, para que este desarrollo alcance a todas las personas.
El requerimiento de modernidad también implica el respeto a las instituciones del país.
En este aspecto sería bueno esperar que nunca más Arena, y los sectores oligárquicos que actúan dentro de ese partido, que manejan ese partido, nunca más intenten instrumentalizar a las fuerzas armadas del país para someter a los demás sectores de la sociedad y aprendan a ser buenos jugadores en el proceso democrático que actualmente vive el país.
Si estos objetivos son logrados y Arena se convierte en un partido democrático, tanto al interior como hacia el exterior nuestro país habrá avanzado, pues tendremos a una derecha realmente moderna, que renuncia al uso de la fuerza, del chantaje y la corrupción, que respeta las instituciones y que aspira a mejorar la vida de todas las personas, independientemente de su afiliación partidaria, es decir, que ya no ve como enemigos a los que pertenecen a otros partidos o a otras organizaciones políticas.
Pero, es más fácil decirlo que hacerlo. Es difícil pensar que la derecha económica de este país renuncie al estilo que mantuvo durante décadas, que consistía en usar al ejército como arma contra las mayorías populares, y que cambio por la lucha valiente del pueblo que se cansó de aguantar la dictadura militar que impuso desde 1932, con un baño de sangre que aplico a los campesino e indígenas que se resistían a seguir sufriendo un proceso de empobrecimiento, acelerado por la contrarreforma agraria de 1871.
Esa derecha que quiso frenar los cambios que los trabajadores, campesinos,
estudiantes, maestros, amas de casa, pueblo en general, a finales de los 70s y los 80s con la fatídica acción de los escuadrones de la muerte.
Será capaz Arena de cambiar a fondo su naturaleza? O sólo tendremos cambios de maquillaje en su organización?
Ojalá se imponga la sensatez y la racionalidad. Porque un congreso que aunque cambie caras, apruebe seguir haciendo lo mismo no les ayudara a ellos ni mucho menos al país.

Poema para Monseñor Romero

El Santo y el Asesino

El fue a Roma a buscar a Dios
El otro fue al Comando Sur en Panamá

El compartía su casa con los cortadores de café
El otro aprendía técnicas de tortura MADE IN USA

El fundo escuelas para niñas y jóvenes
El otro monto cárceles clandestinas

El construyó la Iglesia Popular
El otro organizó los Escuadrones de la Muerte

El veía a Cristo en la gente del pueblo
El otro sospechaba que todos eran comunistas

El llamo a los soldados a no matar
El otro les ordenaba matar a sus hermanos

El estará siempre en el corazón del pueblo
El otro en la conspiración de los poderosos

Millones peregrinan para conocerlo a El
El otro es una pesadilla que buscaremos evitar

Por El construyen Monumentos en su honor
Al otro ni se atreven a presentarlo en público

El ya es un Santo para su pueblo
El otro quedara como un vulgar asesino para la historia

Victoria Política y Electoral del FMLN

Según el Tribunal Supremo Electoral, en las elecciones de este domingo 2 de febrero, el FMLN obtuvo 1,305,000 votos, ARENA tuvo 1,039,000 votos y GANA 305,000 en términos generales.
El FMLN ha obtenido menos del 50% más uno que requería para tener la victoria en primera vuelta, lo cual significa que tendremos una segunda ronda electoral, donde participarán los dos partidos mayoritarios, el 9 de marzo.
UNIDAD como coalición ha dejado de existir. Se ha disuelto. El FMLN y ARENA buscarán atraer a los que votaron por UNIDAD. Pero cual es el escenario más probable que ocurrirá en esa segunda ronda electoral?
Aunque es frecuente que las segundas rondas electorales convocan menos votantes, es posible que en este caso ocurran cosas distintas.
El FMLN ha mostrado en todo su esfuerzo político, electoral y social, capacidad para atraer a mas ciudadanos a un esfuerzo por construir una sociedad más justa e incluyente, y eso ha provocado que incluso gente identificada públicamente con ARENA hayan expresado su inclinación y apoyo por este partido. La derecha siempre señalo como una debilidad que el FMLN propusiera a un candidato que proviniera de las filas revolucionarias y guerrilleras, pero en este caso ha sido precisamente el candidato Salvador Sánchez Ceren, guerrillero histórico, quien ha logrado convocar a muchos sectores para adherirse al FMLN, en buena parte porque ya hemos demostrado nuestra forma de gobernar, un estilo incluyente y con sentido de desarrollo nacional para todos, especialmente las pequeñas y medianas empresas y los pequeños y medianos agricultores y ganaderos.
Por otro lado ARENA ha venido debilitandose como partido político, especialmente porque ahora mucha gente ya no se deja asustar por la campaña anticomunista, sucia y mentirosa con la que siempre atacaron al FMLN en el pasado. Los empresarios particularmente, que vieron como la riqueza se siguió concentrando en pocas manos después de la guerra civil, factor que provoco en parte el conflicto que vivimos contra nuestra voluntad muchos salvadoreños, vieron como los gobiernos de ARENA apoyaban únicamente a los que eran parte de su elite de poder.
ARENA tuvo la oportunidad de demostrar como administrar el país mejorando la calidad de vida de toda la población, reduciendo las desigualdades y enriqueciendo nuestro país para llevarlo a niveles de desarrollo admirables, pero en lugar de esto, elevo el costo de la vida, destruyo el agro, provoco la emigración de mas de dos millones de personas después de la guerra civil, con un modelo que facilitó la corrupción y profundizo las desigualdades sociales.
ARENA perdió esa oportunidad y ahora menos gente cree en sus campañas y en sus promesas.
El pueblo salvadoreño empezó a experimentar un tipo de gobierno que se preocupa por los más pobres y promueve oportunidades para todos.
Por eso considero que tendremos una segunda vuelta con el voto duro y el voto satisfecho de mucha gente. Y Arena, sabemos que esta teniendo muchos reclamos internos por esta derrota (Aunque he oído que celebran. Que celebran?).
En GANA es posible que algunos se abstendrán, otros regresarán a ARENA y otros preferirán votar por el Frente sabiendo que si Arena gobierna de nuevo tratara de destruirlos como competencia económica y política. O tratara de someterlos de manera humillante, especialmente por su enfrentamiento a Paco Flores, con el caso de corrupción de los fondos de Taiwán.
Con una pequeña parte de los votos de GANA que vayan al Frente, este asegurará su victoria en la segunda vuelta.
El FMLN también ya ha considerado la necesidad de gobernar con sentido amplio e incluyente, para beneficio del país, por el futuro de la nación.
Así que preparémonos para que el primero de junio ocurra lo que ARENA trato de impedir tanto, que un líder histórico del FMLN asumiera la Presidencia del País. Eso será una realidad que Arena ya no podrá cambiar!